@VirginaJoyasSalinas53.jpg

CARE INSTRUCTIONS

Nuestros diseños están totalmente fabricados a mano, en plata de ley y oro de 18 o 22k de forma artesanal. Todas las joyas son únicas y diferentes entre sí.


Las piezas de plata son bañadas en oro de 18k o oxidadas para obtener un acabado oscurecido. 
Se ha de tener en cuenta que con el uso el baño de oro se puede ir perdiendo, para conservar bien la joya se tiene que tratar con delicadeza y evitar golpearla o rayarla.


El pH de la piel afecta a la plata, oscureciéndola (en este caso se puede limpiar delicadamente con agua y bicarbonato) o puliéndola, eliminando el óxido que la oscurece. 


Cuando no llevemos nuestra joya, lo mejor será guardarla en su caja para que no se ensucie de polvo y no se vuelva oscura o amarilla con el aire.

Diamantes y gemas merecen un trato delicado. Deben evitarse golpes y cambios de temperatura extremos. 


La mayoría de las gemas que utilizamos son únicas e irrepetibles por su forma y naturaleza orgánica.
Los ópalos son extremadamente delicados, se rayan y rompen fácilmente, también se deshidratan con el tiempo ya que están formados por agua, es necesario mojarlos de vez en cuando y evitar dejarlos a el sol.
Los diamantes, al contrario que otras gemas, no se rayan, pero pueden romperse.


Las gemas, así como las perlas, nácar y corales, son especialmente sensibles a los productos químicos (cloro, sal, lacas, cremas, perfumes…). Para limpiarlos, utiliza un paño de algodón húmedo y una gota de jabón neutro es lo más adecuado, después debes aclararla y secarla.

La limpieza debe ser como una caricia, limpiaremos nuestras joyas con jabón neutro, un cepillo suave y agua tibia. Después de un aclarado con abundante agua y secado, la pieza queda como nueva. Para las joyas con gemas aconsejamos una limpieza profesional.